Recomendaciones de la Asociación

Iniciamos una nueva sección en el blog y en las cuentas en las redes sociales de la Asociación titulada “Recomendaciones de la Asociación” donde os recomendaremos diferentes actividades culturales  ya sea la lectura de un libro, película, disco, obra de teatro…

Para empezar ésta sección os traemos la aclamada película de Bernardo Bertolucci “Novecento”.

Como curiosidad, hay una calle en el barrio de Palomeras Bajas que hace referencia a ésta película.

En un momento donde el fascismo está en auge(ya sea en su versión clásica como en Grecia con el partido “Amanecer Dorado” o con versiones protofascistas como la de  Italia con el Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo, el partido austríaco Jobbik, el Frente Nacional francés o los “Verdaderos finlandeses”) ésta película retrata a la perfección algo que , pese a lo que decía Fukuyima  y su  “fin de la historia”, la lucha de clases existe mientras existan oprimidos y explotadores ,  y cómo el fascismo surge cuando los Capitalistas ven sus beneficios y su situación en riesgo.

Como decía el intelectual italiano Antonio Gramsci ( asesinado por el Fascismo) ” El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos “.

En un momento político donde el viejo Régimen de 1978 está descomponiéndose y las élites, los de arriba, nos llevan hacia un régimen autoritario y reaccionario, tener claro los principios antifascistas para evitar el fascismo (sea de viejo o “nuevo” tipo con gobiernos tecnocráticos y/o entes supranacionales ) es condición indispensable en éste ciclo de lucha.

images (1)

Sinopsis

La película comienza el 27 de enero de 1901, coincidiendo con la muerte de Verdi, nacen al mismo tiempo en la hacienda Berlinghieri, dos niños: Olmo Dalcò (Gérard Depardieu), de origen humilde y descendiente de trabajadores de la hacienda, y Alfredo Berlinghieri (Robert De Niro), nieto del patrón de dicha hacienda (Burt Lancaster).

Aunque las circunstancias del momento les enfrenten durante toda la historia, surgirá entre Olmo y Alfredo una gran amistad. La película narra los acontecimientos de relieve que ocurrieron en la Italia de la primera mitad del siglo XX. Empieza mostrándonos la situación de explotación en la que viven los campesinos de la finca, más tarde la acogida del comunismo por parte de los proletarios, luego narra el final de la Primera Guerra Mundial. Pero sobre todo la obra se centra en el nacimiento del fascismo, apoyado, ideado y mantenido por los grandes capitales, sobre todo poderososterratenientes que ven cómo merma su poder ante la creciente ideología comunista.

Por ello la película muestra esta ideología fascista que acuña el camisa negra Attila Mellanchini (Donald Sutherland). En un principio este personaje es contratado como administrador por el dueño de la finca y nuevo patrón, Giovanni Berlinghieri, que es el padre de Alfredo y que ha heredado la finca de su padre, Alfredo Berlinghieri Senior. Sin embargo Giovanni muere repentinamente, lo que convierte a Alfredo en padrone (patrón) de la hacienda Berlinghieri.

Attila, ante la pasividad de Alfredo realiza todo tipo de abusos e injusticias contra los campesinos como agresiones y arrestos. Mientras Ada, la mujer de Alfredo (Dominique Sanda), burguesa y bohemia, se opone inútilmente a Attila y comienza una relación de amistad con Olmo, que hace sospechar a su marido Alfredo. Hasta que un día la ira de los campesinos estalla sobre Attila, por lo que Olmo tiene que huir. Los camisas negras allanan y destruyen la habitación de Olmo y en consecuencia Attila es despedido por Alfredo pero este último sufre una enorme tristeza al ver que Ada lo había abandonado. En represalia por la humillación de Attila, los camisas negras asesinan a varios campesinos.

Años más tarde, con la liberación de Italia por los aliados, los campesinos armados capturan a Attila y a su mujer (la prima de Alfredo) y ejecutan al primero, así como también un joven campesino captura a Alfredo, el patrón, y realizan un juicio popular contra él, convocado por Olmo, que reaparece tras haber estado escondido en la propia hacienda. Alfredo, aunque no apoyó al fascismo, es acusado de beneficiarse de las labores de los campesinos mientras que estos sufrían en la miseria. Finalmente Alfredo no es condenado a muerte sino que simplemente su figura histórica, el padrone (patrón), queda destruida. Inmediatamente después de celebrado el juicio, el Comité de Liberación Nacional llega a la hacienda de Berlinghieri e insta a todos los trabajadores a deponer las armas, acto que cumplen puntualmente. Luego todos abandonan el lugar, izando la bandera de la hoz y el martillo. Pero Olmo se queda con una cara de insatisfacción pues sabe que su amigo Alfredo no ha cambiado de parecer, es más, éste tajantemente afirma: “El patrón está vivo”. La escena desemboca en un ambiguo final

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s